sábado, 3 de enero de 2015

Roscón de Reyes relleno de nata II


¡¡Feliz Año Nuevo a todos!!
¿Tenéis hecha la lista de propósitos para el 2015? ;)

Empezamos el año con la receta del roscón de reyes que hice el año pasado y que gustó muchísimo en casa. La receta la vi aquí y la verdad es que si la hacéis, triunfáis seguro.


Ingredientes (para 2 roscones):

Para el azúcar glas aromatizado:
120g de azúcar glass 
La piel de medio limón 
La piel de media naranja

Para la masa madre (todos los ingredientes a temperatura ambiente): 
70g de leche 
1 sobre de levadura seca de panadería (no vale Royal!) 
1 cucharadita de azúcar 
130g de harina de fuerza 

Para la masa (todos los ingredientes a temperatura ambiente): 
60g de leche 
70g de mantequilla 
2 huevos medianos 
1 sobre de levadura seca de panadería (no vale Royal!) 
30g de agua de azahar (aunque con las pieles del limón y la naranja ya queda bien aromatizado) 
450g de harina de fuerza
1 pizca de sal 


Tiempo de preparación:
30 minutos de preparación + 4 o 5 horas de levado + 20 minutos de cocción


Paso a paso:
Comenzamos preparando el azúcar aromatizado. Rallamos la piel del limón y la naranja (sin llegar a la parte blanca) y las mezclamos con el azúcar glass. Reservamos. 

Seguimos preparando la masa madre. Mezclamos todos los ingredientes de la masa madre hasta formar una bola. No es necesario que quede un masa lisa y uniforme.
Llenamos un bol con agua templada (ni fría ni caliente) y colocamos la bola en él. Dejamos ahí la bola hasta que aumente su tamaño y flote. suele tardar unos 15 minutos. Cuando la bola de masa madre esté lista para usar, seguimos preparando la masa principal.


Para preparar la masa, Mezclamos la levadura con la harina. Agregamos la leche, los huevos, el azúcar aromatizado, la pizca de sal y la masa madre que hemos preparado previamente, y lo mezclamos todo bien.
Pasamos la masa del roscón a una superficie de trabajo como la encimera, y comenzamos a amasar. Si no sabéis cómo hacerlo, aquí podéis ver un vídeo de como hacerlo. Si la masa os resulta demasiado pegajosa podéis embadurnaros las manos con un poco de aceite y la superficie donde vayáis a trabajar.

Amasamos unos 5 minutos, y empezamos a agregar la mantequilla poco a poco mientras seguimos amasando. Amasamos otros 10 minutos aprox., hasta que obtengamos una masa lisa y homogénea. Formamos una bola y la dejamos reposar en un bol tapado con un paño hasta que doble su volumen (unas 2 horas aprox).


Cuando la masa haya doblado su tamaño, amasamos ligeramente para desgasificar y la dividimos en porciones en función de lo que vayamos a hacer a continuación. Con esta cantidad de masa, os sale un roscón bien hermoso o dos medianos como hice yo.

Cortamos la masa en porciones de unos 70g. (para un molde de 26 cm de diámetro con 8 bolas, y con estas cantidades que os cuento os saldran 2 roscones). 

Colocamos las bolas de masa en un molde redondo desmontable con papel vegetal para facilitar el desmoldado. La bolas deben estar separadas ligeramente las unas de las otras, como un dedo de separación, y formando un círculo. En el centro del roscón podéis colocar un aro de emplatar para que el roscón os quede perfectamente redondo.

Pincelamos los roscones con leche, y los dejamos levar un par de horas hasta que la masa haya duplicado su volumen. 

Cuando veamos que ya están listos, precalentamos el horno a 180 ºC, calor arriba y abajo.

Introducimos el primero de los roscones en la parte central del horno, y horneamos unos 20 minutos. Si vemos que el roscón se tuesta demasiado pronto, cubrimos con papel de aluminio.



Sacamos y repetimos con el otro roscón.

Una vez fríos, abrís los roscones por la mitad y podéis rellenarlos de nata montada, trufa, crema... En mi caso, lo he hecho relleno de nata montada (no funciona con la que viene en botecitos a presión ya que no tiene consistencia y se queda líquida), así que lo mejor es comprarla en pastelerías o hacerla vosotros mismos. Si la hacéis vosotros, usad 500ml de nata con 35 % MG mínimo y tres cucharadas de azúcar glass. El único truco es que la nata debe estar muy fría para que monte bien. Para que el relleno del roscón quede más bonito, es mejor distribuirlo usando una manga pastelera.

Para decorar el roscón, imprimí en un folio una corona pequeñita, la recorté con unas tijeras para dejar un hueco en el folio con forma de corona, y fui colocando el folio sobre cada una de las porciones del roscón y espolvoreando con azúcar glass a través de un colador. Si sale mal es muy sencillo retirar el azúcar con un pincel de repostería. 


Aunque preparar el roscón de reyes puede resultar muy costoso de hacer, en realidad es muy entretenido y satisfactorio el resultado. Además, presentado de esta manera tan original nadie puede resistirse a una porción. ¿Os animáis a hacer vuestro propio roscón? 

¡Buen provecho!

1 comentario:

  1. Qué pinta tan maravillosa, tomo nota de la receta a ver que me sale jajaaj besos y feliz 2015 ;D

    ResponderEliminar

¡Gracias por dejar tu granito de arena en el blog! :)