martes, 16 de noviembre de 2010

Receta: Pan de payés

Hoy os traigo una receta de una cosa que comemos a diario pero que rara vez cocinamos. Se trata de hacer pan, en este caso, pan de payés (crujiente por fuera y mucha mollita).


Los ingredientes que necesitamos son:


- 175ml de agua
- Una cucharada de aceite
- Una cucharada y media de sal
- 15g de levadura fresca o un sobre de levadura de panadería
- 310g de harina
- Opcional: semillas (de amapola, lino, pipas...)


¡Empezamos!


- En un bol añadimos el agua y el aceite y lo ponemos en el microondas 10 segundos para que se temple la mezcla.
- Añadimos la levadura (en mi caso, fresca, y bien desmenuzada). Lo mezclamos bien hasta que quede bien disuelto y volcamos esta mezcla en un bol más grande.
- Añadimos la harina y la sal y comenzamos a amasar dentro del bol hasta que nos quede una masa manejable. (Si queréis añadir semillas al pan para darle un toque original, tenéis que hacerlo junto a la harina y la sal y comenzar a amasar).
- Espolvoreamos un poco de harina en la encimera, para que al poner la masa esta no se enganche, y ponemos la masa y seguimos amasando. (Si veis que aún se os engancha la masa en los dedos, añadid un poquito más de harina). Cuando veamos que la masa ya no se nos engancha en los dedos, le damos la forma que queramos. En este caso, para hacer este pan, tendréis que usar un recipiente de cristal apto para horno y con tapa. Mi recipiente es redondo, así que le daré esta forma a la masa, haciendo una pelota.
- Una vez hecha la masa, untamos bien el recipiente con aceite (ayudándonos de un papel de cocina).
- Ponemos la masa en el recipiente y le hacemos unos cortes en forma de rejilla por la parte de arriba y la untamos con aceite y la espolvoreamos con un poquito de harina para darle ese toque de pan de pueblo.
- Tapamos el recipiente con la tapadera de cristal y lo ponemos en el horno, en frío, ya que no es necesario pre-calentar el horno. Una vez tenemos la masa en el horno, lo encendemos y ponemos la temperatura a 220º y lo dejamos que se haga unos 40-45 minutos hasta que veamos que la parte de arriba esté dorada.
- Lo retiramos del horno y con cuidado de no quemarnos con el vapor que desprende, dejamos enfriar el pan sobre una rejilla para que no se reblandezca y nos quede perfecto.


Y así es como nos quedaría:




¿Os animás a probar la receta? Es muy facilita y más sano no puede ser. ¡Buen provecho!

2 comentarios:

  1. Te ha quedado muy profesional!
    xoxo
    B* a la MOda

    ResponderEliminar
  2. Y estaba muy rico Bea! :) Lo has probado de hacer?
    Un beso.

    ResponderEliminar

¡Gracias por dejar tu granito de arena en el blog! :)